La reforma tributaria de Trump o la mayor transferencia de riqueza de los obreros a la plutocracia

Manuel Sutherland*

Correo: alemcifo@gmail.com

Director del Centro de Investigación y Formación Obrera (CIFO)

Resumen

La ligeramente victoriosa reforma tributaria del Presidente Trump es quizás el cambio más importante de esa índole en los últimos 30 años. Dicha permuta se entronca en una matriz que exige a los estados más libertad y ventajas paras las grandes empresas transnacionales, que si no ven tal disposición, se marchan a países de fiscalidad más laxa. La reforma entró con mucha propaganda que promete enormes beneficios para todos los contribuyentes. Para el “ciudadano de a pie” la reforma parece esconder la mayor transferencia de riqueza del obrero común a la élite plutocrática más poderosa del orbe. Tal metamorfosis parece traer efectos nocivos en la distribución del ingreso, sus aristas lucen muy regresivas y su sombra ya está teniendo efectos inesperados en la economía estadounidense, que en este febrero de 2018 vio caer a sus principales casas bursátiles a números similares a los del crash de 1929. De manera muy sucinta queremos abordar el núcleo de la potencialidad de dicha reforma.

Palabras claves

Tributación, Desigualdad, Regresividad, Fiscalidad y Crisis.

Abstract

The slightly victorious tax reform of President Trump is perhaps the most important change of that nature in the last 30 years. This swap is linked to a matrix that requires states more freedom and advantages for big transnational corporations, if they do not see such a provision, go to countries of looser taxation. The reform came with a lot of propaganda that promises huge benefits for all taxpayers. For the “ordinary citizen” the reform seems to hide the greater transfer of wealth from the common worker to the most powerful plutocratic elite in the world. Such a metamorphosis seems to have harmful effects on the distribution of income, its edges look very regressive and its shadow is already having unexpected effects on the US economy; in February 2018 saw its main stock houses fall to numbers similar to those of the crash of 1929. Very succinctly, we want to address the core of the potentiality of said reform.

Key Words

Taxation, Inequality, Regression, Taxation and Crisis.

 

La reforma tributaria de Trump o la mayor transferencia de riqueza de los obreros a la plutocracia       

 “(…) esta enmienda representa “el aumento más fuerte de las desigualdades que uno se pueda imaginar.”[i]

Philip Alston

La reforma fiscal del Presidente Trump es considerada como el mayor recorte de impuestos para las empresas en los últimos 30 años (desde la época de Reagan). Este drástico cambio entró en vigencia el 1 de enero de 2018. Las modificaciones al sistema tributario reducirán el Impuesto sobre la Renta (ISR) tanto para las empresas como para algunas de las familias más ricas en un sin precedente 40 % (pasando de un 35 % a un 21 %).

El proyecto de ley fue aprobado en el Congreso con 224 votos a favor y 201 en contra, sin que los demócratas lo respaldaran. El Senado votó y aprobó la versión final de la primera gran reforma del código tributario de Estados Unidos en más de 30 años. El proyecto de ley pasó a lo largo de las líneas del partido Republicano, con 51 votos a favor y 48 en contra. No es común ver tanta resistencia en una ley, máxime que en EEUU los partidos políticos dominantes representan directamente a los grandes capitales sin ningún tipo de perífrasis ni rodeos.

Colocando los datos centrales sintéticos del trabajo de investigación de TELESUR[ii], podríamos enumerar de manera condensada el núcleo simplificado de la ley de Trump y como cimenta esta enorme transferencia de valor:

  • Se mantienen los siete tramos impositivos actuales, con un recorte de 39.6 % a 37 % a la tasa máxima impositiva colocada a los ingresos más elevados.
  • Se elimina el incentivo fiscal a empresas privadas que subsidian el costo del pasaje, estacionamiento y uso de bicicleta de sus empleados.
  • Para los solteros, las herencias de 11 millones de dólares estarán libres del impuesto a las sucesiones, mientras que para los matrimonios será de 22 millones de dólares.
  • Se reduce a 10.000 dólares la deducción de los impuestos locales y estatales.
  • Se limita la deducción de intereses hipotecarios a préstamos hipotecarios de no más de 750.000 dólares.
  • Se derogan las penalizaciones para aquellos empleadores que no contraten un seguro médico para sus trabajadores.
  • Se invita a las multinacionales a repatriar sus beneficios a Estados Unidos con generosas ventajas impositivas.

En líneas generales, y a pesar de múltiples protestas obreras silenciadas por la mal llamada mass media, es decir, por los aparatos de propaganda ideológica[iii] de la clase capitalista, la reforma republicana es un sueño del gran burgués estadounidense hecho realidad, un claro triunfo del uno por ciento de la población, que cada vez decrece en números pero aumenta en capital atesorado.

Las ventajas que Trump publicita de su reforma

Trump y los congresistas de su partido insisten orondos en que su plan tributario creará más puestos de trabajo y mejores salarios, al generar un clima más atractivo para las inversiones y la actividad empresarial.[iv] Como buenos defensores a ultranza del capital, todas las soluciones a fenómenos trascendentales como la sustitución de obreros por robots (revolución industrial 4.0) que amenaza con destruir millones de empleos, debe ser conjurada con parches al sistema que generen más comodidad y beneficios a los que más se benefician y mejor económicamente están. Como veremos más adelante, con esta reforma tributaria se incrementan los riesgos severos de acrecentar vigorosamente la sobreproducción de mercancías e impulsar un ciclo recesivo inexorable.

Siguiendo está línea de pro capitalistas, podemos ver un extracto de la declaración de la analista Kathleen Coulombe: “Esta fue una gran victoria para los empleados que están intentando avanzar en su educación, mejorar el crecimiento de sus salarios y de su movilidad en el mercado laboral, como lo hacen muchos jóvenes”.[v] La forma en que esta “victoria” será sentida por los obreros jóvenes es la muy cacareada “teoría del derrame”, trickled down, expresada por los ultra liberales hace muchos años como la única forma de progreso posible. De acuerdo con este detritus ideológico al sobre llenar los bolsillos de la plutocracia, a ésta no le quedará más remedio que invertir más, ello traerá más empleos y mejor pagados. Los índices salariales en los países donde está teoría se ha implementado, rara vez crecen y los empleos generalmente se estancan[vi]. Dichos resultados poco importan, lo ideal para estos apologistas del capitalismo en este centenario (2017) de la revolución rusa es: “Todo el poder a los ricos”.

El promedio del pago semanal para las personas entre 24 y 34 años es de 778 dólares, según el Bureau of Labor Statistics.[vii] Durante un año, esa cantidad puede rondar los 40.456 dólares. Bajo ese nivel de ingresos, pasarás de estar en una categoría impositiva del 25% a una del 22%, cuando las nuevas tarifas trumpianas entren en vigencia.[viii] Eso no parece nada mal. Sin embargo veremos que la conformación impositiva de la ley no hará que esa rebaja sea constante en el tiempo. No es de poner en un nota al pie de página el hecho que comparativamente la mujer latina gane (en promedio) 38 % menos que el hombre “blanco” estadounidense, cosa que la reforma ni por asomo trata de mejorar.[ix]

Aunque la reforma promete aumentar el crédito fiscal por hijo de 1.000 a 2.000 dólares, lo que ayudaría fundamentalmente a las familias más desfavorecidas, es un hecho que dicha munificente reducción viene aparejada con una sistemática reducción presupuestaria en áreas tan sensibles como la educación pública. Ello puede ser correlativo a diversas propuestas de “enseñanza en casa” que plantean de alguna forma cerrar costosas escuelas estatales en favor del aprendizaje a distancia a través del ubicuo internet. Con videos y tutoriales generales se pretende dar una educación más “actualizada”, sin embargo el ahorro sustancial y la desmejora educativa que se planea ejecutar es algo que tratan de ocultar.

Trump insistió con obsesivo fervor a lo largo y ancho de su campaña, que las corporaciones de su país son las que más impuestos pagan en el mundo. Esa tributación “excesiva” que podía alcanzar el 39,1 % de las ganancias[x] como máximo, es en efecto la más alta entre los países del G-20, es decir, del grupo de las economías más importantes del planeta. Sin embargo, la tributación “efectiva” en EEUU pechada a las corporaciones no alcanza el 18,6 %, debido a las múltiples exenciones que les aplican a los capitales transnacionales. Esta última tributación es más baja que en Argentina y Japón y muy cercana a la del Reino Unido.

Las tributaciones a las grandes empresas del orbe vienen bajando en casi todos los países que se disputan como mendigos las migajas inversoras que el mercado rebosante de capitales les arroja. Incluso países con mal llamados “Estados del Bienestar” han venido disminuyendo drásticamente su carga impositiva a pesar de estar lejos de desaparecer como Estados, es decir, como garantes activos de la acumulación de capital de sus burguesías. El caso de Alemania  y Canadá es llamativo ya que han disminuido el impuesto (para el período 2003-2012) que le colocan a esos capitales en 27 % y 30 % respectivamente.[xi] Estamos hablando de cifras mil millonarias, ahorros ingentes a capitales grandes (capitales medios con la escala adecuada para la acumulación de capital a nivel mundial)[xii] que buscan incesantemente relocalizar no sólo sus fábricas sino sus casas matrices, en aras de pagar cada vez menos impuestos. Para nadie es un secreto el uso grosero de los “paraísos fiscales” donde crean y deshacen miles de empresas de maletín para huir de regulaciones impositivas que mermen su capital.[xiii]

Países como China también han disminuido su carga impositiva a un moderado 27 %[xiv] sobre las grandes empresas, aparte de ofrecer importantes exenciones tributarias a empresas que sitúan su producción a lo profundo de la zona central y oeste del gigante asiático, lejos de la híper concurrida costa.[xv] Del G-20 sólo (hasta 2012) Argentina, Brasil y Australia no redujeron sus cargas impositivas. Es muy probable que en la actualidad gobiernos como el Temer (Brasil) y Macri (Argentina) tengan la intención de disminuir esos impuestos. Otras naciones como Rusia, Turquía y Arabia Saudita redujeron tasas impositivas relativamente bajas, a un pequeño 20 %, siguiendo a la tendencia internacional que el gran capital impone.[xvi]

Aunque los economistas del mainstream aseveran que esas rebajas traerán enorme beneficios para “todos”, es de hacer notar que en el mejor de los casos estas concesiones tributarias vendrán acompañadas de severos recortes presupuestarios en diversas áreas sociales, elevaciones de impuestos indirectos (generalmente regresivos) y procesos de endeudamiento estatal elevados. Todas estas consecuencias dañosas irán a golpear al bolsillo de una clase obrera cada vez más depauperada (en términos relativos) y que poco a poco se convierte masivamente en súper población obrera relativamente sobrante para el capital.[xvii]

Sobre la magnitud de la deuda estatal del Gobierno Federal de EEUU, el gráfico a continuación de Christopher Chantrill nos puede resultar útil para fijarnos que dicha Deuda de supera los 20 millones de millones de dólares:

Figura 1: Deuda Pública Bruta de EEUU (1900-2020)[xviii]

Si observamos la deuda pública bruta combinada para el período 1900-2020, podemos apreciar que dicha deuda supera como  mínimo el 120 % del PBI. El gráfico a continuación nos muestra lo antes dicho:

Figura 2: Deuda Pública Bruta combinada de EEUU (1900-2020).[xix]

  Deuda bruta federal

Deuda bruta local

Deuda bruta estadal

Las desventajas obreras que se sufrirían -directamente- con la reforma

Para la nada comunista Nancy Pelosi, la líder partidaria en la Cámara de Representantes, es claro que: “(…) el 1% más rico de la sociedad recibirá 83% de los beneficios de la reforma, que aumenta impuestos a millones de familias de clase media.”[xx] Evidentemente que incluso de manera inmediata, y más aún de manera posterior, el impacto que tendrá la reforma tributaria será bastante amigable con la plutocracia y duro con el proletariado. Uno de los detalles interesantes es que con la anterior norma tributaria se podían deducir los gastos de una eventual mudanza (incluso sin detallarlo es tus declaraciones de renta). Con el nuevo proyecto aprobado esta deducción ya no estará disponible, lo que obviamente afecta a familias de ingresos medios que por alguna razón se mudaron.[xxi]

Otro aspecto interesante es que el código tributario pasado permitía descontar hasta 20 dólares mensuales de los ingresos por los costos del desplazamiento en bicicleta al trabajo, siempre y cuando la persona no se hubiera inscrito antes en un programa de beneficios para pasajeros. Esta pequeña deducción que buscaba ser una especie de incentivo ecológico, en aras de lograr ciudades menos contaminadas, también fue eliminada en la nueva ley.[xxii]

Hasta el año pasado se podía deducir lo que costaba preparar la declaración de impuestos, ya sea por un profesional contable o por un software que se encargue de ese espinoso asunto. Ese descuento, bastante adherido a la realidad, también fue eliminado. La tarifa que se cobra por presentar los formularios de pago de impuestos electrónicamente era (hasta el año pasado) deducida del pago total, eso ya no será más así gracias a Donald (como “cariñosamente” llamaba Hillary Clinton al otrora candidato Trump).[xxiii] Para las familias más modestas y empresas pequeñas el costo de calcular profesionalmente sus impuestos puede ser elevado, el no deducir este costo puede llegar a ser un oneroso incremento en sus cuentas.

Trump, en estático frenesí, eliminó de un plumazo la sanción impositiva a las empresas y familias que no detentaban un seguro de salud, el proyecto de ley de la reforma tributaria debilita efectivamente a su odiado Obamacare,[xxiv] se estima que 4 millones menos de personas ya no estarán cubiertas para el primer año en que entre en vigencia la derogación, llegando a 13 millones en 2027. Es menesterrecordar que la deuda médica es la razón principal de la bancarrota personal en EEUU,[xxv] por los elevadísimos costos de la atención hospitalaria que hace que millones de familias no puedan pagar tratamientos de salud que en otros estados mucho menos pudientes son normalmente cubiertos por el Estado.

La evolución de la reforma castigará (más) a los hogares más pobres

La afirmación del subtítulo puede sonar propia de un marxista. Pero no es así, dicha aseveración proviene del nada comunista Comité Conjunto de Tributación (CCT) que se hace eco de esta conclusión y estima que los millones de hogares que ganan entre $ 20.000 y $ 30.000 anuales, pagarán colectivamente un 26,6 % más en 2027 de lo que lo harían bajo el estatuto tributario anterior. Los 629 mil hogares que ganan más de $ 1.000.000 anuales pagarán 1.0% menos en el 2027.[xxvi] Todo ello se debe a que los recortes tributarios individuales van a expirar después de 2025. En ese momento, el CCT estima que la mayoría de los contribuyentes (53,4%) enfrentarán un elevado aumento de impuestos: 69,7% de aquellos en el quintil intermedio (percentil 40 mil a 60 mil dólares) pagará mucho más, en comparación con solo el 8.0% que erogarán más los del 0,1 % más rico.[xxvii]

Según el análisis citado del CCT, se espera que la ley aumente los ingresos después de impuestos del 80,4% de los hogares en 2018, pero ese recorte no se distribuirá de manera uniforme o progresiva. Esto significa que el 93,7 % de los contribuyentes situados en el quintil más alto en la distribución de los ingresos recibirá una desgravación fiscal, mientras que sólo el 53,9 % de aquellos en el quintil más bajo también la recibirá.[xxviii] Ya sabemos lo que pasará luego de 2025 con los recortes tributarios individuales.

La evolución tributaria de la nueva reforma es realmente sugestiva en el tiempo. Proyecciones de la evolución impositiva de esta metamorfosis tributaria hecha por el mentado CCT (órgano del Congreso de EEUU), revelan que si bien los 3 deciles de menor ingreso anual recibirán en promedio un recorte tributario de 9,86 %, los aumentos en el pago de esos impuestos para el año 2027 serían de 9,54 % en promedio.[xxix] Lo que se observa acá es una transferencia de valor a todas luces regresiva.

La profundización de la concentración y centralización del capital

No es cierta la afirmación de Trump que plantea una victimización de las transnacionales estadounidenses, aseverando que éstas llevan sobres sus hombros la carga tributaria del país. Viendo los números que nos trae el analista Michael Roberts, notamos que la carga del impuesto de las sociedades sobre las empresas estadounidenses se ha reducido de manera constante en los últimos 60 años, pasando del 32 % de los ingresos fiscales federales en 1952 a un microscópico 10 % en 2013.[xxx] Decimos que sus cargas fiscales han sido magnánimamente reducidas en un 69 % en los últimos 60 años, aún cuando sus ganancias en ese período se han incrementado notablemente.[xxxi] De hecho, los ingresos totales del impuesto empresarial representan sólo el 1,6 % del PBI en EEUU, muy por debajo (43 % menos) de la media de la OCDE del 2,8 %.[xxxii]

Lo que estas corporaciones hicieron con el beneficio extra de pagar mucho menos impuestos fue comprar de nuevo sus propias acciones para impulsar el precio de las mismas o emitir bonos a tasas muy bajas para asumir el control de otras compañías. Por lo tanto, el déficit impositivo parece sólo haber conducido (según Michael Roberts) a un auge del capital ficticio (deuda y acciones) y no a la inversión real.[xxxiii]

También es altamente improbable que las empresas con fábricas en el extranjero regresen su producción a los Estados Unidos, tal como vaticina Donald. Después de todo, la mano de obra sigue siendo significativamente más barata en países como China, India y (ahora) Venezuela. Los costos salariales por hora fueron de 36,49 $ por empleado en los EEUU en 2013, pero en China fue de sólo  4,12 $ por hora (2013), incluso después de haber aumentado más de seis veces en los últimos diez años.[xxxiv]

La estimación más pesimista de los efectos presupuestarios regresivos de la nueva legislación proviene del “Comité para un Presupuesto Federal Responsable” (CRFB), que argumentó que el Congreso está utilizando una línea de base defectuosa para medir los efectos presupuestarios de la ley.[xxxv] Estos “trucos”, según la CRFB, oscurecen entre $ 570 mil millones a $ 725 mil millones en costos adicionales en 10 años, llevando el costo real de la nueva ley a entre $ 2.0 a $ 2.2 billones[xxxvi]que el fisco no percibirá anualmente. Por si fuera poco, se reduce el impuesto mínimo alternativo y el impuesto sobre el patrimonio, así como la reducción de los impuestos gravados sobre los ingresos de transferencia (el 70% de los cuales pechaban al 1% de mayores ingresos).[xxxvii]

Un análisis de Citizens for Tax Justice, por ejemplo, estima que los estadounidenses en el 1% recibirían un descuento fiscal promedio equivalente al 5.1% de sus ingresos, o sea $ 88.000.[xxxviii] Esa estimación se basa en un ingreso anual promedio de $ 1.7 millones. La organización: The Tax Foundation sugiere que los ingresos después de impuestos para el 1% superior de los asalariados (probablemente altos gerentes de grandes empresas) podrían aumentar hasta en un 16 %,[xxxix] obviamente el 99 % del restante de los asalariados no tendrá ese obsequio.

Si se creía que una reducción tributaria pudiera traer (al menos) una disminución en el criminal ritmo del gasto militar estadounidense, lamento decir que esto no será así. El actual inquilino de la Casa Blanca anunció que está firmando la continuación de una resolución que otorga $ 4 mil millones de dólares para la compra de equipos y defensa antimisiles, así como $ 700 millones de dólares adicionales para otras formas de equipamiento militar.[xl] El alocado rumbo de derroche en instrumentos útiles para la destrucción y la muerte va a continuar.

En la tabla 1, a continuación, se puede detallar gracias al trabajo de Christopher Chantrill, el gasto militar de EEUU y su tendencia a ir creciendo:

13-11-2018 Figura 3 Tabla 1

Figura 3, Tabla 1: El Gasto en Defensa de los Estados Unidos.[xli] El gasto militar lo gasta el Departamento de Defensa. Foreign Aid incluye tanto ayuda militar como la ayuda bélica extranjera.

El crash histórico en la bolsa (1929) se supera en febrero de 2018

La economía estadounidense tiene una salud realmente engañosa. Aunque parece tener tasas de crecimiento más robustas que en los tiempos de Obama, para muchos analistas la economía está en un proceso de over heating, lo cual quiere decir que hay fuertes presiones inflacionarias relativas a una sobre demanda latente. En términos marxianos la economía parece estar en pleno auge sobre productivo, o sea, que hay una sobreacumulación de capital muy severa, o siendo más específicos se podría decir que hay una fuerte expansión de capitales sobrantes que se mantienen sobre la base de lo que Marx determinó como capitales ficticios. La emisión de dinero barato creado de la nada por la Reserva Federal rescata capitales que no se pueden reproducir sin esa ayuda, es decir, capitales sobrantes. La reforma de Trump parece traer consigo más gasolina a la llamarada de la sobreacumulación, al “importar” más capital a donde es abiertamente excesivo y no encuentra espacios para su valorización.

Este análisis de la realidad no es exclusivamente de los economistas críticos. Por ejemplo, Hugo Perea, economista jefe para el Perú del BBVA Research, sostuvo que: “de aplicarse el estímulo fiscal, un escenario probable es la generación de presiones de demanda en la economía de EE.UU., que podrían llevar a la Reserva Federal a ser más agresiva en la subida de la tasa de referencia (…) Asimismo, podría generar un aumento de los flujos de inversión al mercado estadounidense al aumentar el atractivo de sus empresas.[xlii] Dichas presiones apenas están asomando la cabeza y ya parecen ser responsables de resultados económicos desoladores para el mes de febrero.

En efecto, en las últimas nueve jornadas, el principal indicador bursátil en Estados Unidos, el Dow Jones Industrial, acumuló una caída de más de 10 %, el ajuste más agresivo en los últimos dos años.[xliii] En el mismo periodo, el S&P 500, el índice bursátil más amplio por número de miembros, perdió 10,16 %, en tanto que el tecnológico Nasdaq cayó 9,71 por ciento.[xliv] El pasado 8 de febrero de este año el promedio industrial Dow Jones se hundió 1032,89 puntos (4,15 %); el índice ampliado S&P 500 cayó 100.66 puntos (3,75 %) y el compuesto tecnológico Nasdaq bajó 274.83 puntos (3,90 %).[xlv] El lunes 5 de febrero perdió, de un plumazo, 1.175 enteros, el mayor batacazo en puntos de la historia reciente, en porcentaje retrocedió en 4,6 %. El martes rebotó en 2,33 %. El miércoles, cerró prácticamente plano y el jueves perdió otro 4,15 %, con la segunda mayor bajada en puntos de la historia reciente.[xlvi]

En resumidas cuentas, aunque es previsible que el desplome no siga profundizándose y los mercados tomen cierta serenidad momentánea, esa piel de la economía que se llama “finanzas” tiene alta probabilidad de mostrar en su superficie los problemas estructurales de acumulación de capital que antes describimos y que la “benévola” reforma puede llegar a empeorar debido a la acentuación de la sobreacumulación de capitales que ya es un hecho.

El estallido de una nueva crisis de sobreproducción parece estar acechando sigilosamente a quienes adoran al Dios Pluto y a las manos obreras que la sufrirán en carne propia.

Manuel Sutherland, Director del Centro de Investigación y Formación Obrera (CIFO)

Correo: alemcifo@gmail.com                 Twitter @marxiando


[i]“Los ricos de fiesta: Reforma fiscal de Trump entra en vigencia”, Telesurtv, Caracas, Sección Internacional, 01/01/2018. En: https://www.telesurtv.net/news/Los-ricos-de-fiesta-Reforma-fiscal-de-Trump-entra-en-vigencia-20180101-0016.htmlConsultado el 10 de febrero de 2018.

[ii]Ídem.

[iii]Manuel Sutherland. ¿Qué es la Revolución Socialista?; Venezuela, ALEM, 2014, Página 123.

[iv]“El arma de doble filo que significa para Donald Trump la reforma fiscal aprobada en Estados Unidos”, Gerardo Lissardy, BBC Mundo, Londres, 21/12/2017. En: http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-42437975Consultado el 01/02/18.

[v] “¿Qué significa la reforma tributaria de EE.UU. para los ‘millennials’?”, Anna Bahney, CNN Español, Atlanta, 20/12/2017. En: http://cnnespanol.cnn.com/2017/12/20/reforma-impuestos-estados-unidos-millennials-deducciones/Consultado el 01/02/18.

[vi] “La utilización de los excedentes y la teoría del derrame”, Mario Rapoport, Página 12, Buenos Aires, 31/03/15. En:  https://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-269372-2015-03-31.htmlConsultado el 20/01/18.

[vii]“Median usual weekly earnings of full-time wage and salary workers”, Bureau of Labor Statistics,Washington DC,17/01/2018. En: https://www.bls.gov/news.release/wkyeng.t03.htmConsultado el 11/02/18.

[viii] “¿Qué significa la reforma tributaria de EE.UU. para los ‘millennials’?”, Anna Bahney, op cit.

[ix]Median usual weekly earnings of full-time wage and salary workers”, Bureau of Labor Statistics, Op Cit.

[x]“International Comparisons of Corporate Income Tax Rates”, Congress Of The United States Congressional Budget Office. Washington DC, 01/03/2017. En: https://www.cbo.gov/sites/default/files/115th-congress-2017-2018/reports/52419-internationaltaxratecomp.pdfConsultado el 11/11/17.

[xi]“International Comparisons of Corporate Income Tax Rates”, Congress Of The United States Congressional Budget Office. Op Cit.

[xii]Juan Iñigo. El Capital: razón histórica, sujeto revolucionario y conciencia; Argentina, Imago Mundi, 2008.

[xiii]Bernard Mommer. Petróleo Global y Estado Nacional. Venezuela, Comala, 2003.

[xiv]“International Comparisons of Corporate Income Tax Rates”, Congress Of The United States Congressional Budget Office. Op Cit.

[xv]Pun Ngai; Jenny Chan; Mark Selden. Morir por un Iphone y las luchas de los trabajadores en China. Argentina, Continente, 2014.

[xvi]“International Comparisons of Corporate Income Tax Rates”, Congress Of The United States Congressional Budget Office. Op Cit.

[xvii]Juan Iñigo. Conocer el capital hoy. Usar críticamente El capital. Argentina, Imago Mundi, 2007.

[xviii]“Historia de Deuda y Déficit Nacional de los Estados Unidos”. Christopher Chantrill. Usgovernmentspending. New England.  En: https://www.usgovernmentspending.com/debt_deficit_historyConsultado el 11/12/17.

[xix]Ibídem.

[xx]“El arma de doble filo que significa para Donald Trump la reforma fiscal aprobada en Estados Unidos”. Gerardo Lissardy. BBC Mundo, Londres, 21/12/2017. En: http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-42437975Consultado el 01/02/18.

[xxi]“¿Qué significa la reforma tributaria de EE.UU. para los ‘millennials’?”, Anna Bahney, Op. Cit.

[xxii]Ídem.

[xxiii]Ibídem.

[xxiv]Ibídem.

[xxv]Ibídem.

[xxvi]“Trump’s Tax Reform Plan”. David Floyd, Investopedia, Oakland, 12/01/2018. En: https://www.investopedia.com/news/trumps-tax-reform-what-can-be-done/#ixzz577vHHR00Consultado el 13/02/18

[xxvii]“Trump’s Tax Reform Plan”. David Floyd, Op. Cit.

[xxviii]“Trump’s Tax Reform Plan”. David Floyd, Op. Cit.

[xxix]“Distributional Effects Of The Conference Agreement For H.R.1. The “Tax Cuts and Jobs Act”. The Joint Committee on Taxation, Washington DC, 18/12/2017. En: https://www.jct.gov/publications.html?func=startdown&id=5054Consultado el 11/22/18.

[xxx]“La reforma tributaria de Trump”. Michael Roberts. La Izquierda diario. Buenos Aires, 01/10/2017. En: https://www.laizquierdadiario.com/La-reforma-tributaria-de-TrumpConsultado el 01/02/2018.

[xxxi]Juan Iñigo. El Capital: razón histórica, sujeto revolucionario y conciencia; Óp. Cit.

[xxxii]“La reforma tributaria de Trump”. Michael Roberts. Óp. Cit.

[xxxiii]Ídem.

[xxxiv]Ibídem.

[xxxv]“Trump’s Tax Reform Plan”. David Floyd, Op. Cit.

[xxxvi]Ídem.

[xxxvii]Ibídem.

[xxxviii]“How Trump Tax Plans Will Aid Wealth Building for the 1%”. Rebecca Lake, Investopia, Oakland, 06/12/2017. En: https://www.investopedia.com/articles/managing-wealth/120616/how-trump-tax-plans-will-aid-wealth-building-1.aspConsultado el 26/12/2017.

[xxxix]Ídem.

[xl]“Trump firma reforma tributaria y extensión de presupuesto”. Voa Noticias, Washington, DC, 22/12/2017. En: https://www.voanoticias.com/a/trump-firma-reforma-tributaria-extension-presupuesto/4175382.htmlConsultado el 29/12/2017.

[xli]¿Cuál es el gasto total en defensa de los EE. UU.?.  Christopher Chantrill, Usgovernmentspending. New England. En: https://www.usgovernmentspending.com/defense_spendingConsultado el 15/02/18.

[xlii]“Así impactaría al Perú la reforma tributaria de Trump”. Nicolás Castillo. El Comercio, Lima, 20/12/2017. En: https://elcomercio.pe/economia/impactos-reforma-tributaria-trump-noticia-480160Consultado el 18/01/18.

[xliii]“Wall Street Vuelve a derrumbarse”. El Financiero, Ciudad de México, 09/02/2018. En:   http://www.elfinanciero.com.mx/mercados/wall-street-vuelve-a-derrumbarse-caen-dow-jones-y-s-pConsultado el 11/02/18.

[xliv]Ídem.

[xlv]“Segunda caída de más de mil puntos del Dow Jones tira a los mercados”. La Jornada, Ciudad de México, 09/02/2018. En: http://www.jornada.unam.mx/2018/02/09/economia/021n2ecoConsultado el 13/02/18.

[xlvi]“Semana de vértigo en Wall Street: el Dow Jones sufre una caída acumulada del 5%”. Sandro Pozzi, El País, Nueva York, 10/02/2018. En: https://elpais.com/economia/2018/02/09/actualidad/1518185849_816209.htmlConsultado el 13/02/18.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s